Información para contribuyentes afectados por ERTE en 2020 de cara a la campaña de renta 2020

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Fuente: AEAT.

La Agencia Tributaria pone a partir de hoy a disposición de los contribuyentes los  habituales servicios de asistencia previos al inicio de la Campaña de Renta, que este  año comienza el 7 de abril y se extenderá hasta el 30 de junio. Así, desde hoy se ofrece  la posibilidad de obtener anticipadamente el número de referencia para la  presentación de la declaración y también se comienzan a publicar en la web de la  Agencia los primeros contenidos informativos de la campaña.  

Con el mismo objetivo de ayudar a los contribuyentes a preparar con tiempo la  presentación de la declaración, al igual que otros años se pone a disposición de los  contribuyentes de manera anticipada la posibilidad de consultar sus datos fiscales.  

Al objeto de facilitar la posterior presentación de la declaración, el presente  documento ofrece una serie de recomendaciones e información explicativa para un  colectivo específico, como es el de los cerca de 3.500.000 contribuyentes que el  pasado año fueron perceptores de prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal  (SEPE) por haber estado inmersos en procedimientos de regulación temporal de  empleo (ERTE).  

Para este colectivo (cabe recordar que las prestaciones por ERTE son rendimientos de  trabajo sujetos a IRPF y no exentos), la problemática puede venir dada por dos  situaciones:  

  • posibilidad de resultar obligados a presentar declaración al contar con dos pagadores, su empleador y el propio SEPE y/o 
  • haber recibido abonos del SEPE no procedentes (cobro de una percepción distinta de la que les corresponde)  
 

La Agencia Tributaria, de cualquier forma, va a realizar un envío de cartas informativas a aquellos perceptores de ERTE que no presentaran declaración en la Campaña de  Renta anterior y reforzará la asistencia personalizada para facilitar la presentación de  la declaración y la resolución de dudas a todos los perceptores de estas prestaciones  del SEPE que lo necesiten.

1.- Efecto de un segundo pagador en la declaración de  Renta (empleador + SEPE)

Con carácter general, los contribuyentes tienen que presentar declaración por IRPF  cuando sus rendimientos del trabajo superan los 22.000 euros. Ahora bien, cuando  cuentan con dos o más pagadores –sería el caso de un empleador y del SEPE–, ese  límite se reduce a 14.000 euros si el importe percibido por el segundo y restantes  pagadores supera los 1.500 euros. El pasado año unos 327.000 contribuyentes  afectados por ERTE han pasado a estar obligados a declarar por este motivo (dos  pagadores y el segundo de ellos con importe superior a 1.500 euros). 

El SEPE no tiene obligación de retener cuando las cuantías que ha abonado durante el  año no superan los 14.000 euros, aunque el contribuyente puede solicitar en su  momento que se le retenga o se le aplique un porcentaje mayor de retención, más  ajustado a la tributación efectiva que debe soportar en función del global de sus  ingresos en el ejercicio. 

Hay que tener en cuenta que las retenciones, en la medida en que puedan estar  ajustadas a los ingresos del contribuyente en el conjunto del año, simplemente  anticipan el impuesto que finalmente debe pagar ese contribuyente. El contribuyente  no obligado a declarar también soporta el IRPF a través de las retenciones mensuales. 

La reducción de las cuantías establecidas para estar obligado a declarar cuando existen  dos pagadores se establece al objeto de que dos contribuyentes con los mismos  rendimientos de trabajo sujetos a IRPF soporten el mismo impuesto final, con  independencia del número de pagadores

Esto se puede apreciar en el siguiente ejemplo, donde el contribuyente con dos  pagadores soporta un impuesto final muy similar al del caso de un único pagador.

 

Contribuyente con ingresos brutos de 21.000 euros (Nacido en 1970, sin discapacidad, con contrato general y soltero sin hijos)

Situación 1: Un pagador 

Ingresos brutos: 

o Empresa ’A’: 21.000 euros 

Retenciones: 

o Empresa ‘A’: 2.578,8 euros 

Declaración: 

o No está obligado a presentar declaración y no la presenta 

Impuesto final: 

o 2.578,8 euros

Situación 2: Dos pagadores 

Ingresos brutos: 

o ‘Empresa ‘A’: 16.000 euros 

o SEPE: 5.000 euros 

Retenciones: 

o Empresa ‘A’: 859,2 euros 

o SEPE: No retiene 

Declaración: 

o A ingresar, 1.645,27 euros 

Impuesto final: 

o 2.504,47 euros 

(la suma de 859,2 y 1.6545,27)

 

2.- Percepción de abonos no procedentes 

La situación del contribuyente en el caso de que el SEPE haya realizado un abono  superior al que corresponde, a efectos de declaración en la Campaña de Renta, será  diferente en función de si el SEPE ha iniciado/completado ya el expediente de  reintegro de ese exceso en el momento en que el contribuyente presente su  declaración, o si todavía el expediente de reintegro no se ha iniciado. 

Como se verá en un ejemplo más adelante, incluso en este segundo supuesto, si el  contribuyente puede conocer la cantidad que debe devolver al SEPE podrá presentar la  declaración con un resultado, en términos de impuesto final, igual al que realmente  corresponde

Se recomienda que si el contribuyente desconoce la cantidad que debe devolver,  consulte al SEPE la cuantía exacta o aproximada de esa devolución que debe realizar.  Alternativamente, puede esperar que avance la Campaña de Renta, aumentando así  la posibilidad de recibir la notificación del SEPE con la cantidad a devolver. 

La Agencia Tributaria viene manteniendo contactos con el SEPE para ir recibiendo  ficheros con datos actualizados periódicamente, a medida que el SEPE va gestionando  expedientes de reintegro de cantidades abonadas en exceso. Hay que tener en cuenta  que Renta Web permite actualizar la información disponible cada vez que se inicia la  sesión en la web, de manera que el contribuyente podrá saber a lo largo de la  campaña si la información ha sido modificada.  

Existen dos supuestos básicos

A) Que el reintegro de lo pagado en exceso por el SEPE ya se haya producido en 2020. En tal caso, a la Agencia Tributaria ya le constará la cantidad correcta, ese importe correcto aparecerá reflejado en los datos fiscales y el contribuyente presentará su declaración normalmente a partir de esos datos, sin tener que solicitar rectificaciones posteriores. 

B) Que el reintegro de lo pagado en exceso por el SEPE no se haya producido en 2020. En este caso es necesario distinguir dos alternativas

o Que el SEPE ya haya iniciado el procedimiento de regularización: 

El SEPE lo comunicará a la Agencia Tributaria y en los datos fiscales la Agencia informará al contribuyente de los dos importes, el inicialmente abonado por el SEPE y el de la devolución ya practicada, o pendiente de realizar por el contribuyente al SEPE. Si el contribuyente está de  acuerdo con las cuantías a reintegrar al SEPE, podrá trasladar esa  información a Renta Web y presentará su declaración normalmente, sin  tener que solicitar rectificaciones posteriores. En todo caso, el contenido de la casilla es modificable por el contribuyente si no está de acuerdo con el importe. 

o Que el SEPE no haya iniciado el procedimiento de regularización: 

En este otro supuesto, si el SEPE ha comunicado a la Agencia Tributaria  que ha detectado cuantías indebidamente percibidas, la Agencia informará al contribuyente en datos fiscales de que existe una cantidad pendiente de devolución al SEPE, pero no podrá concretar su cuantía al no conocerla. Figurará en Renta Web el apartado correspondiente a cuantías indebidamente percibidas pagadas por el SEPE por ERTE, pero sin importe.  

Las situaciones que se darán en los distintos supuestos se pueden apreciar en el  siguiente ejemplo.

 

Contribuyente con ingresos brutos de 42.000 euros (Nacido en 1970, sin discapacidad, con contrato general y soltero sin hijos) 

o 30.000 proceden del empleador 

o 12.000 del SEPE 

7.000 euros del SEPE es lo que debería haber recibido el contribuyente – 5.000 euros del SEPE son indebidos 

De no existir pago indebido (es decir, si hubiese percibido en total 37.000  euros brutos), el impuesto final del contribuyente sería de 6.686,99 euros

Situación A: Reintegro en 2020 

El SEPE ya ha iniciado el procedimiento de regularización, o esa cantidad incluso ya  ha sido devuelta por el contribuyente 

Efecto en Campaña de Renta: 

o La Agencia recogerá en datos fiscales el pago correcto del SEPE (7.000 euros)

o La declaración será a ingresar por la no retención del SEPE sobre 7.000 euros o

El impuesto final será el que corresponde, 6.686,99 euros

Situación B: No reintegro en 2020 

El SEPE no ha comunicado por el momento al contribuyente el pago indebido de  5.000 euros

Efecto en Campaña de Renta: 

o La Agencia Tributaria informará al contribuyente en los datos fiscales de que deberá realizar una devolución al SEPE, pero no podrá informar de la cuantía al no tener aún constancia de ella. Surgen dos posibilidades

Si el contribuyente 

Si no conoce el importe, o en todo caso opta 

conoce el importe 

por esperar a que el SEPE le notifique, la 

que debe devolver 

declaración resultará a ingresar una cantidad 

al SEPE, puede 

mayor que la de la situación A y la suma de 

reducir los ingresos 

retenciones y cuota sumará 8.302,64 euros 

a declarar en esa 

Posteriormente, cuando ya conozca las 

cuantía (declarar 

cantidades exactas a reintegrar al SEPE, podrá 

37.000 euros  

solicitar a la Agencia Tributaria una 

brutos) y la  

rectificación de la declaración para recuperar 

situación B sería  

lo abonado de más a la Agencia, de manera 

equivalente a la A 

que el impuesto final sea el de la situación A, 

los 6.686,99 euros