Fiscalidad en tiempos de pandemia: digitalizarse o morir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Debido a la situación que vivimos en el 2020, todos los profesionales dedicados al asesoramiento, tanto de sociedades como de personas físicas, nos hemos visto obligados a adaptar nuestra manera de trabajar y digitalizar ciertos procedimientos.

Y es que aunque parecía que el mundo estaba parado, el tejido empresarial continuaba teniendo que cumplir con sus obligaciones.

Por ese motivo nos hemos visto obligados a adaptarnos a diferentes circunstancias, las más destacables en el ámbito fiscal contable han sido:

  • Mayor cercanía y fidelidad con los clientes: Se mantiene una comunicación constante a causa de los condicionantes del año, adaptándonos a la realización de reuniones de cierre del ejercicio 2019 de forma telemática, algo a lo que la mayoría de  cliente están poco acostumbrados.

 

  • Las constantes actualizaciones fiscales e investigación continua: Por ejemplo: modificación de plazos de presentación, modificación de IVA aplicable a ciertos productos, nuevos trámites para la obtención de firmas digitales y solicitudes de NIF de sociedades de nueva creación…

 

  • Análisis de la rentabilidad de nuestros clientes y asesoramiento financiero:  solicitud créditos ICO, ayudas de la Generalitat, pagos fraccionados del IS, limitaciones de distribución de dividendos…

 

Desde FLM se han realizado diversos cambios para hacer esta transición más sencilla, proporcionando tanto herramientas seguras para las conferencias, como espacio de almacenamiento en la nube para la recepción de documentación facilitada por el cliente generando ahorro de papel, tiempo de búsqueda, resguardo y accesibilidad de los archivos.